1 Comment

 

El pasado 26 de Octubre logramos algo que jamás imaginamos alcanzar en nuestro camino como emprendedores. Hace unos años vendíamos brownies en la universidad para obtener algunos ingresos extra y ahora salíamos en el programa de SharkTank Colombia del canal Sony!! Además de ser una de las mejores experiencias de nuestras vidas, nos permitió comprender cuán valiosa se convierte nuestra historia y cómo hemos logrado impactar positivamente con ella a muchas personas!
Todo esto sucedió así: hace un tiempo iniciamos el proceso de selección para llegar al programa y unos meses después habíamos sido seleccionados para grabar con los sharks y el equipo de producción más increíble de todos. De los nervios que teníamos, la noche anterior no logramos conciliar el sueño tan plácidamente, sin embargo pudimos levantarnos con la mejor energía para lidiar con lo que se venía. Llegamos al set y durante nuestra espera, repetimos aproximadamente unas quinientas veces nuestro picth y ensayábamos entre nosotros las preguntas que podrían hacernos. Llevábamos más de tres meses de preparación, así que nos sentíamos muy seguros y confiados de nuestro discurso, fueron meses de reuniones, análisis, de ver todas las temporadas del programa en Estados Unidos y México, de conocer quiénes serían los Sharks y de ponernos de acuerdo entre nosotros para que al estar parados en frente de ellos, no fuéramos a dudar ni un solo segundo de lo era Más Brownie.
El momento finalmente llegó y recordamos muy bien cuando producción nos dice: “chicos, cuando la puerta se abra, automáticamente entran al set”. Los nervios aumentaron y con ellos la ansiedad, el dolor de estómago y el sudor en nuestras manos. Entrar al set de grabación con cinco sharks que iban a indagar lo que más pudieran sobre tu empresa y pensar que ese instante iba a transmitirse por el canal Sony en toda Colombia, hacía que el corazón palpitara a millón. Era nuestra oportunidad de demostrar que con 23 años, o incluso menos, sí es posible crear empresas con proyecciones deslumbrantes.
La puerta finalmente se abrió y entramos. Éramos Daniel y yo, muy bien vestidos – porque eso sí, nos arreglamos para la ocasión- en frente de cinco personajes hambrientos por invertir en emprendimientos de alto impacto. Claramente habíamos coordinado nuestro discurso tan bien, para que lográramos demostrar a qué área se dedicaba cada uno de nosotros. Los nervios fueron disminuyendo y con ellos fue aumentando a su vez la tranquilidad y la confianza en nosotros mismos. Esto pasó de ser el paredón donde pensábamos que nos iban a “corchar”, a ser un espacio donde teníamos la oportunidad de hablar de nuestra empresa en frente de personas tan exitosas en mundo de los negocios.
Para fortuna nuestra, las muestras de producto que habíamos llevado con nosotros llegaron perfectas! y lo mejor fue que el horario de grabación coincidió perfectamente con las ganas de comer de los sharks, así que nuestros brownies fueron el motivo perfecto para romper el hielo y que dijeran que nuestro producto era delicioso! -Claramente los cautivamos primero con nuestro brownie de cheesecake de mora-. Todo se fue desarrollando como lo imaginábamos, logramos responder todas sus dudas, reflejamos mucha seguridad y confianza en lo que sabíamos y hemos construído. Realmente ensayamos para muchas preguntas financieras y estratégicas, donde tuviéramos que pensar mucho antes de responder, pero para la única pregunta para la cual no ensayamos fue: “¿y piensan casarse?”….Ese momento ha sido quizás uno de los más intimidantes de nuestra experiencia como empresarios, evidentemente y por nuestra cara, era una pregunta que no esperábamos y por nuestra cabeza solo pasaban pensamientos como: “nuestros papás seguramente estarán viendo esto”, “será que los sharks estarán esperando que Daniel saque el anillo en este momento”, “este programa saldrá a nivel nacional”….y la respuesta realmente deben verla, así que los dejaré hasta ahí.
La conversación fue fluyendo y los tiburones finalmente nos dijeron que no estaban interesados en invertir. Cualquiera pensaría que nos desmotivamos al escuchar el resultado pero al contrario, salimos con las revoluciones a tope para continuar creciendo de la forma en la que lo venimos haciendo, porque como ellos nos dijeron: “la tienen clara”. Luego que el programa saliera al aire, fue aún más satisfactorio ver todos los mensajes de quienes nos siguen en redes sociales, amigos, familiares, conocidos que se sintonizaron con nosotros y que dedicaron unos minutos de su tiempo un viernes a las 10pm para vernos. Entendimos que ninguna idea es pequeña y que realmente se puede impactar en la sociedad cuando luchas por tu sueño y lo compartes con otros. Comprendimos que las cosas no nos han podido suceder de mejor manera y que tenemos un camino aún muy largo por recorrer, pero vamos con toda! Esta, de verdad, ha sido una actualización protagónica que repetiríamos un millón de veces más!

No Comments

Erika garcia
23 marzo, 2019 at 11:07 pm l Reply

Los vi en México en la transmisión de ayer, quiero emprender igual que ustedes y quiero saber si es posible tengamos contacto para abrir una sucursal de sus productos acá en México

Deja un comentario